3.10.12

64.

Hoy os enseño unas imágenes de una técnica que me encanta aplicar sobre las piezas de cerámica que usamos en el día a día.

Se trata de la estampación cerámica (de la que ya os había hablado aquí y aquí) y ésta consiste en transferir unas calcas con pigmentos que se funden sobre una superficie esmaltada cuando alcanzan una temperatura determinada. En este caso podéis ver cómo ha quedado un plato sobre el que decidí transferir la silueta de una típica blonda de pastelería, pero en un color naranja que me parece precioso. 

El resultado es muy vistoso y las opciones son infinitas. Con un poco de imaginación se puede reconvertir la triste vajilla blanca de diario en una pieza única!




Y, si os han llamado la atención los caramelos con ese corazoncito en el interior, os cuento que fue uno de los mejores souvenirs que pude haber encontrado en Amsterdam. Llegué a la tienda que podéis ver en la siguiente imagen de casualidad - andando sin rumbo, como a mi me gusta, pues así es como se hacen los mejores descubrimientos, ¿verdad?. En cuanto ví el escaparate tuve que entrar! Todos los caramelos son artesanos, hechos a mano tras un proceso súper laborioso que requiere no sólo de maña sino también fuerza, y que por desgracia no pude presenciar en directo porque justo acababan de hacerlo y yo me marchaba de la ciudad al día siguiente. ¡Tendré que volver! ^^

La tienda se llama papabubble (Staalstraat 16, Amsterdam, NL) aunque también la podéis encontrar en otras ciudades europeas.





2 comentarios: