18.2.13

85.

Este fin de semana he estado en Madrid. Ha sido una visita más corta de lo que me hubiese gustado (la huelga de Iberia ha tenido algo que ver en esto), sin embargo, me ha dado lugar a hacer un poco de todo: pasar cuatro horas estupendas de taller con unos alumnos muy creativos, hacer alguna comprita y recados por la zona de Malasaña y quedar para tomar un café que tenía pendiente desde hace muuucho tiempo ;)

Ha sido el primer taller que he impartido fuera de Galicia. Y, como me tenía que alejar de casa más de lo habitual, los nervios me anduvieron rondando los días previos y la misma mañana del taller. Es una tontería porque, aunque cada taller y la gente que asiste son únicos, realmente no tiene porque haber ninguna diferencia en cuanto al desarrollo. A pesar de ello, yo sólo esperaba que todo saliese genial y que la gente se fuese tan contenta como suele ser habitual.

Ahora que ya lo puedo observar desde cierta distancia, creo que todo ha salido realmente bien y, si no, juzgad vosotros mismos en las siguientes imágenes!


 

¡Hasta la próxima!


6 comentarios:

  1. Todo muy bonito...
    Eso es porque la profe es superchachi.ja!
    ♥♥♥

    ResponderEliminar
  2. Gracias Verónica, fue genial el taller! deseando volver a ponerme como loca con las calcas! vuelve prontoooo con otro taller!
    Sandra

    ResponderEliminar
  3. Desde luego el espacio preparado para el talle se ve de lo más acogedor, perfecto para pasar un rato de lo más agradable... y a juzgar por el resultado en platos y tazas... me encanta!!!
    ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Sonia, el sitio fue un lujazo, además había una luz estupenda para trabajar... Y porque se me olvidó sacar fotos del desayuno que nos tomamos! ;)

      Gracias!

      *

      Eliminar