23.2.14

130.


Salir a pasear sin un rumbo determinado, sólo con un único objetivo: mirar pausadamente. A veces no es necesario viajar muy lejos para observar con otros ojos, para descubrir, para dejarse sorprender o, simplemente, para acabar buscando refugio en la amplitud del océano... Así ha sido mi fin de semana, sin salir de mi ciudad. Me he prometido hacerlo con más frecuencia.












































6 comentarios:

  1. Es verdad, nuestro entorno está lleno de cosas bonitas y a veces no las apreciamos.
    La belleza está en lo ojos de quien mira...
    Bonito paseo y bonitas fotos!
    xxx-mar-

    ResponderEliminar
  2. unas fotos y un post precioso! :)
    eso mismo hice yo, hace un par de días, en Sevilla...(se torcieron planes y acabé solica paseando por las calles)

    un besazo * *

    ResponderEliminar