7.9.14

154.


"En otras palabras, el arte es inútil, al menos comparado con, digamos, el trabajo de un fontanero, un médico o un maquinista. Pero ¿qué tiene de malo la inutilidad? ¿Acaso la falta de sentido práctico supone que los libros, los cuadros y los cuartetos de cuerda son una pura y simple pérdida de tiempo? Muchos lo creen. Pero yo sostengo que el valor del arte reside en su misma inutilidad; que la creación de una obra de arte es lo que nos distingue de las demás criaturas que pueblan este planeta, y lo que nos define, en lo esencial, como seres humanos. Hacer algo por puro placer, por la gracia de hacerlo. Piénsese en el esfuerzo que supone, en las largas horas de práctica y disciplina que se necesitan para ser un consumado pianista o bailarín. Todo ese trabajo y sufrimiento, los sacrificios realizados para lograr algo que es total y absolutamente inútil."

Me ha apetecido recuperar uno de mis textos favoritos, el discurso que pronunció el escritor Paul Auster al recibir el Premio Príncipe de Asturias, para acompañar la imagen de hoy. En ella llevo una bufanda tejida a mano, en un telar, lenta y cuidadosamente, por la diseñadora textil Hermine Van Dijck. Conocí su trabajo hace al menos cinco años y la he seguido desde sus comienzos; he podido ver su evolución, su dedicación... y, hace unas semanas, decidí autoregalarme algo tejido por ella.

Para mí esta bufanda es una pequeña obra de arte: la combinación de colores, su tacto, su cuerpo, todo es armónico. En ningún caso es algo inútil pues, además de protegerme del frío en los próximos meses invernales, estoy segura de que también me calentará el ánimo ya que al observarla no puedo dejar de pensar que hay otras personas que, como yo, creen que es posible una vida más lenta, tejida punto a punto. Así creo que es, también, la cerámica.

***

.:. Si os apetece leer el resto del texto de Auster podéis hacerlo en el siguiente enlace.
.:. Para conocer un poco más el trabajo de Hermine no dejéis de visitar su web y, especialmente, su blog.

4 comentarios:

  1. Por supuesto estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a la reflexión de Paul Auster y el precioso trabajo, me encanta, no la conocía. A veces es muy dificil seguir por que parece que vayas contracorriente, pero también sientes a diario que lo que llevas dentro tiene que salir y sólo esa es la fuerza que necesitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las veces hay que fiarse del instinto; de manera inconsciente cada uno sabemos o sentimos hacia donde tenemos que ir.

      Un abrazo Ana!

      Eliminar
  2. Gracias por compartirlo Verónica.. :)

    ResponderEliminar
  3. Yo también coincido plenamente con la definición de arte de Paul Auster. Lo que queda cuando ya tenemos todo lo necesario... Lo que no nos hace falta para nada pero nos convierte en personas...

    Maravilloso el trabajo de Hermine. Afortunada eres de lucir uno de sus tejidos. :)

    ResponderEliminar