11.2.15

175.



El invierno ha decidido instalarse de manera rotunda en cada rincón. El frío es denso, casi se puede tocar desde hace unos días. A las 7:30 de la mañana, es muy dificil abandonar esa especie de refugio que son las sábanas. Además, es domingo. Pero vuelvo a hacerlo una vez más porque recuerdo cómo me sentí la vez anterior. Media hora más tarde estoy en un bosque invadido por la niebla y la única brújula que siguen mis pasos sobre las hojas secas es el sonido del río. Observo cada detalle, escucho cada movimiento, se levanta un poco el viento y agita algunas hojas. Todo parece ir despertando lentamente. Entonces, decido servirme una taza de esa agua helada que discurre a mis pies porque sé que en ese instante, cuando los primeros rayos de sol se empiezan a colar entre las ramas, hay más personas que, como yo, han vencido a la pereza y se han levantado para fotografiar algo tan intangible como un amanecer. Ha vuelto a merecer la pena y, por eso, brindo.


* 'DESPIERTA' es un proyecto fotográfico de Álvaro Sanz. Puedes leer más sobre este evento en el siguiente enlace: click.
* Podéis leer la crónica que escribí en este blog de la edición anterior, en verano, aquí


9 comentarios:

  1. Impresionante Vero, el texto y las fotos... "Despierta" es una experiencia pendiente... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias bonita* Yo te la recomiendo sin duda, a pesar de la pereza!

      Eliminar
  2. qué bonita manera de vivir el "despierta" (y qué fotos tan bonitas...sin duda un recuerdo precioso)
    un abrazo enorme * *

    PD: también me levanté para el despierta...pero mis fotos un churro...de todos modos pude sentir esa calma, la quietud y como todo poco a poco iba cobrando vida (y movimiento).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Silvia!! por tus palabras y por haberlo compartido ^_^

      Un beso, linda, y un abrazo enorme!!

      Eliminar
  3. Preciosas fotos
    y palabras...
    Momentos mágicos e inspiradores sin duda
    -mar-

    ResponderEliminar
  4. Qué sensación más calmante y a la vez energizante. Cuentas tan bien la magia de despertarse con el bosque que me das muchísimas ganas de vivirlo. Gracias por esa sensación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que el resto de días no madrugue, pero la verdad es que este momento del día lo suelo vivir con cierta prisa o con los sentidos todavía aletargados. Por eso fue realmente bonito el hecho de detenerme a observar... y despertar junto al resto de elementos que me rodeaban.

      Un abrazo*

      Eliminar
  5. Preciosas fotografías! Yo también participé en "despierta" por primera vez, y fue una experiencia de lo más gratificante... Me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar